REGRESAR AL BLOG

¿Cómo usar mi seguro de gastos médicos en 5 sencillos pasos?

Seguridad Planificada
como-usar-mi-seguro-de-gastos-medicos

Aprende cómo usar tu seguro de gastos médicos y saca el máximo provecho a los beneficios de tu cobertura.


Aprender cómo usar un seguro de gastos médicos es parte de una buena estrategia financiera que además brinda estabilidad a tu cartera. El paso más importante al momento de asegurarte es conocer con certeza qué cubre la póliza para poder tomar buenas decisiones. 

Debes tener en cuenta que avisarle a tus familiares más cercanos sobre tu seguro de gastos médicos facilita el proceso para hacer uso de los beneficios, así como tener siempre a la mano los documentos que se necesitan. 

Es un hecho que en México la cultura de la prevención es muy pobre, de acuerdo a la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) solo 12.2 millones de personas, en un país de más de 130 millones, cuentan con un seguro de gastos médicos mayores. 

Con este dato en mente, debes saber que conocer cómo usar un seguro de gastos médicos es la gran pregunta entre las personas preocupadas por su futuro, por eso aquí te dejamos cinco puntos importantes que debes considerar. 

 

1. Conoce la protección de tu seguro de gastos médicos

La mejor forma de sacarle provecho a tu seguro de gastos médicos es tener presente los términos, la red hospitalaria, el límite de cobertura y las limitantes que se encuentran plasmados en la carátula de la póliza y complementada en las Condiciones Generales de la aseguradora y producto.

Una póliza se trata del término principal de cualquier contrato de seguro de gastos médicos, pues ahí se establecen las condiciones sobre lo que sí cubre y lo que no. También, hace efectiva cualquier tipo de reclamación en caso de que existan inconformidades.

Revisa los términos de tu contrato, ya que estos deben ajustarse a tu estilo de vida y antecedentes de enfermedades y procura negociar que la atención por covid-19 esté cubierta.

Y además de conocer la red hospitalaria disponible, confirma en qué hospitales el seguro de gastos médicos paga directamente y cuáles son los casos en los que te reembolsan el dinero que hayas pagado. 

 

2. Mantén en orden los documentos importantes

Al momento de firmar el contrato de tu seguro de gastos médicos tienes que poner mucha atención, pues el agente te dará una credencial para avalar tu póliza, misma que incluirá tu nombre y número de póliza; muchas aseguradoras tienen una aplicación donde se alojará tu póliza, credenciales y anexos, consulta a tu agente.

Dicha credencial es indispensable para acudir a cualquier hospital, incluso si la consulta médica es por teléfono o internet. Sin embargo, debes mantener en orden y con fácil acceso todos tus documentos como informes médicos, identificaciones, recetas, facturas, estado de cuenta, entre otros. 

Una buena estrategia es tener un lugar fijo en donde tus familiares o amigos sepan que están tus documentos en caso de cualquier emergencia médica. 

  • Póliza de seguro médico. 
  • Identificación oficial. 
  • Teléfonos de atención con la aseguradora. 
  • Lista de hospitales disponibles.
  • Estudios médicos y recetas. 
  • Facturas.
  • Comprobante de domicilio. 
  • Estado de cuenta bancario. 

 

3. Pide comprobantes fiscales

No te olvides de pedir siempre el comprobante fiscal de todos tus gastos asociados al tratamiento médico que requieras para que hagas válido el reembolso de estudios, medicamentos o rehabilitación si así lo estipula tu póliza. También es posible que los gastos médicos sean deducibles. 

Es relevante que sepas que si no superas el monto del deducible contratado, entonces tendrás que pagar por tu cuenta, por eso es importante guardar todas las facturas posteriores hasta sumar el monto solicitado y pedir un reembolso. 

<<Puede interesarte: Primas por seguro de gastos médicos: ¡así puedes deducirlas!>>

 

4. Prevé siempre y conoce qué hacer en el hospital

Tener siempre disponible una lista de hospitales cercanos facilitará cualquier emergencia y evitará hacer gastos extra. Todos los agentes de las aseguradoras tienen la obligación de proporcionar nombres, ubicaciones, especialistas, horarios y teléfonos de las clínicas disponibles. 

El primer paso en caso de una urgencia es identificarse como asegurado y reportar lo antes posible a la compañía tu ingreso a la institución médica. Con esto, es posible que hagas uso del pago directo, es decir, que la aseguradora pague los gastos  sin que tengas que hacer el proceso de reembolso. 

Al llegar al hospital tienes que solicitar el reporte por escrito para tener un diagnóstico documentado y agilizar el proceso, pero además es necesario que el especialista llene un formato de informe médico. 

 

5. Considera que existen dos formas de pago

Finalmente, blinda tu dinero y recuerda tener tus pagos al día. No obstante, no olvides que si superaste el monto del deducible tendrás que liquidarlo por tu cuenta. Y si no cuentas con un diagnóstico médico definido también es probable que debas cubrir el costo. 

Pero no te preocupes, existen dos formas de pago que si las conoces bien te evitará un mal rato:

  • Pago directo

El pago directo en el seguro de gastos médicos se trata del dinero que desembolsa la aseguradora al hospital o al prestador de servicios. Es una garantía que puede pedirse si permaneces más de 24 horas en el hospital. 

Con lo que tú únicamente cubrirás el pago correspondiente del deducible al hospital, así como otros gastos indirectos durante el tratamiento. 

Es responsabilidad del asegurado o sus familiares notificar de inmediato a la aseguradora.

  • Reembolso 

El reembolso se solicita en caso de haber ingresado al hospital por un tiempo no mayor a 24 horas; sin embargo, deberás hacer el pago como asegurado en la caja de la clínica con todos los servicios recibidos y, posteriormente, hacer el proceso de reclamación con la compañía aseguradora.  

Para este tipo de pago algunas aseguradoras contemplan también padecimientos que no requieren hospitalización, pero que superan en costos el deducible. 

Actualmente, el reembolso de la póliza médica se solicita a través de internet, aunque depende de los procesos de cada aseguradora y se deposita al cliente aproximadamente a partir de cinco días hábiles, mientras que el asegurado tiene máximo 30 días naturales para solicitar la devolución. 

Tener claro cómo usar un seguro de gastos médicos no tiene por qué ser un proceso complicado, sino lo contrario evita a tu familia caer en un bache financiero y garantiza la atención de tu salud. 

En Seguridad Planificada sabemos que las complicaciones es lo último que quieres en una emergencia, por ello, contamos con un equipo especializado que te brinda asesoría y acompañamiento para hacer más fácil y sencillo el proceso para hacer válido tu seguro. Ponte en contacto y te ayudaremos en todo el proceso.

Seguro de gastos médicos


cuida-a-tus-empleados-con-seguro-de-gastos-medicos

Cuida a tus empleados con un seguro de gastos médicos mayores

Seguridad Planificada

Protege el bienestar de tus trabajadores y la salud financiera de tu empresa contratando un seguro...

VER MÁS
cotizar-un-seguro-de-vida

¿Cómo cotizar un seguro de vida? Tipos y consideraciones

Seguridad Planificada

Cotizar un seguro de vida no tiene que ser complicado, aquí te mostramos como eligir el que mejor...

VER MÁS